Revista Digital

sistema

Se cayó el sistema, como en 1988

in Opinión by

Una tormenta polar en Estados Unidos a principios de semana provocó cortes de suministro de gas natural hacia México y un apagón que dejó sin luz 4 millones 766 mil personas en seis entidades en México y una semana con cortes “programados” por la CFE y el Cenace.

Al día siguiente, el martes, la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León reportó pérdidas por 7 mil 200 millones de pesos (y contando) por producción acumulada como en los hornos de la manufactura; no pueden operar con bajo voltaje o parcial, “o prendes todo o esperas a que el proveedor te dé el suministro”, le dijo Jesús Francisco López, director de Relaciones Institucionales de la cámara a El Heraldo de México.

Mientras que Manuel Bartlett, quien dice que dirige la CFE, aseguró en un comunicado (tardío) que no habría que preocuparse por apagones masivos, sino de “interrupciones programadas al suministro eléctrico para mantener la estabilidad del sistema eléctrico nacional”.

Es decir, “quitamos la luz para tener… luz”. Bajo pretexto de la nevada en Estados Unidos estos cortes escalonados dejarán sin energía a habitantes de distintas ciudades del país, seguramente vieron en redes cómo se quejaban de esto.

Los cortes de energía implementados por el Cenace durante la tarde del martes afectaron a 3.2 millones de personas en 26 entidades del país, y originalmente las interrupciones estaban programadas solo para Aguascalientes, Colima, Edomex, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

Pero usuarios de redes sociales reportaron apagones en Iztapalapa, Tlalpan Gustavo A. Madero, Milpa Alta y Magdalena Conteras, en donde algunos de ellos afirmaron tener más de una hora sin luz.

Todas estas fallas y pésimo trabajo de la CFE tienen un origen: la falta de inversiones en el sector. Las casualidades llegan a ser tan predecibles: estos apagones se dan justo cuando se discute la Ley de la Industria Eléctrica, que ya se ha advertido que podría afectar severamente la competencia y libre concurrencia en la generación y comercialización de energía eléctrica del país.

Esta iniciativa, propuesta por López Obrador, pretende modificar el orden de los generadores de energía para “alimentar” al Sistema Eléctrico Nacional y para darle prioridad a la CFE sobre los particulares. Otra vez ahuyentando la inversión y con demasiada polarización hacia la industria privada.

De no resolverse y continuar los apagones, que dicho sea de paso, seguirán porque no hay una modernización de la red de transmisión del sector eléctrico, se nos podría caer el sistema Eléctrico el día de las elecciones, el 6 de junio. Esta idea también coincide casualmente con que Morena no está de acuerdo con el voto electrónico.

Tanta casualidad sería que el día de la jornada electoral, Bartlett saliera a decir que se cayó el sistema Eléctrico Nacional si se va la luz y no se pueden registrar los votos. Como en 1988, cuando dirigía la CFE, la Comisión Federal Electoral, pero no se atreverían a cortar la luz para controlar al país, ¿o sí?

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top