El mexicano: con ton y son

Valiente, mujeriego, amoroso, débil, vengativo, malvado, entregado, macho, son sólo algunas de las características que retratan al mexicano con acordes, tesituras y mariachi en la música regional mexicana. Canciones que son un óleo, una pintura de la felicidad total o de la tristeza sin igual; son un espejo, reflejo de emociones y pensamientos.

La música de México es fruto del mestizaje entre distintas tradiciones europeas, americanas y africanas. Sí, es difícil reconocer que en nuestro Cielito Lindo haya algo de Sierra Morena española.

¿Gachupín? ¡Nunca! ¡Tengo más nopal en mi sangre que paella en el corazón! Y a seguir cantando que así se alegran los corazones.

Y para hablar del amor el mexicano se pinta y se canta solo: o sufre mucho, tanto que ya se cansó de rogarle y de decirle a la persona amada que sin Ella de pena muere, o bien, ama en demasía que, si lo dejan, buscará un rincón cerca del cielo.

Guitarras, trompetas y violines. Los mariachis no callan y el orgullo de sentirse mexicano tampoco. Los colores de piel abundan en las canciones, no es motivo de discriminación, al contrario, en el momento que cantas te sientes más orgulloso de tus raíces. Lástima que la canción sólo dura dos minutos y después de eso regresas a ser el blanco rubio con tintes europeos que tanto deseas.

¡No te rajes, mexicano! Que la fiesta siga que necesito saber de ti. No dejes de cantar. José Alfredo dice que la vida no vale nada, que comienza siempre llorando y así chillando se acaba. Negrete, un tipo de cuidado, dijo que si muero lejos de México digan que estoy dormido y me traigan de vuelta, de la tierra soy y en la tierra me entrego. Nada mejor que morir en el suelo donde nací.

Vida, muerte, amor y tristeza. La música mexicana es y será siempre el mejor sonido de la realidad.

Y tú ¿a qué le tiras cuando cantas, mexicano?

Comments

comments

Periodista con gusto por la antropología. Escribo hasta que las palabras se me agoten. Amante de la fotografía, los viajes y las letras. Busco contar historias que vayan más allá de un "érase una vez". He colaborado en sitios como Notimex, A21, Contacto en Medios y el GACM.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

ANTERIOR

Apuntes de un Centinela: Seguridad sólo para las élites del Edomex

Siguiente

La innegable relación de los estadounidenses y las armas

ÚLTIMA ENTRADA

chio

Justicia para Chío

Hace algunos días, por medio de mis redes sociales, estuvieron contactándome amigas de Chío, para compartir un texto sobre su feminicidio. Como
frojiMXTop