Revista Digital

Apuntes de un Centinela: No solo son los taxis, es la movilidad en la CDMX

in Opinión by

Cerca de 10 mi conductores de taxis colapsaron este lunes a la capital del país y también se presentaron otras movilizaciones en los estados de la República. La cantaleta nos la sabemos: ¡Fueran Uber!

Ignacio Rodríguez Mejía, portavoz del Movimiento Nacional de Taxistas, lanzó una advertencia temerosa para la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum: “Estamos aquí para ponerle fin a la anarquía que han impuesto las empresas internacionales”. Dicen que Cabify y Uber (mencionados por ellos mismos) están atentando contra la economía de los mexicanos. ¿Seguros?

Porque si nos ponemos a pensar, los taxis de la capital atentan contra la seguridad de sus pasajeros con unidades sin mantenimiento, conductores que no usan el cinturón de seguridad y que manejan tarifas bastante volátiles. Eso, además del miedo de verse rebasados por la tecnología.

Pero hagamos una parada aquí, pues sabemos que subirse a un Uber también implica que te puedan asaltar, violar, secuestrar, hacer más larga la ruta o alquilarse para actos delictivos. Entonces, ¿qué opciones de movilidad tenemos en la Ciudad de México?

Los capitalinos utilizan taxis o piden servicio en Uber porque el transporte público está rebasado en su capacidad y calidad de servicio.

Hace unos días circuló en redes que el Metrobús, en la estación de Félix Cuevas, no dejaba de bajar gente al andén a pesar de que este se desbordaba luego de una tormenta en la zona, poniendo en riesgo la seguridad de los usuarios.

Ni qué decir del Metro, que puede colapsar hasta por una cuchara de plástico, como también se reportó en días pasados.

Quienes usan bicicleta en la ciudad también están expuestos a que los atropellen automovilistas que se creen dueños del asfalto, o alguna unidad del Metrobús en Reforma, por ejemplo. Es más riesgoso aún porque no hay infraestructura suficiente. Menos, a sabiendas que gran cantidad de mexiquenses se desplazan a la CDMX para trabajar, por lo que trasladarse en bici desde su casa al lugar donde labora es simplemente absurdo.

Volviendo al camino de los taxistas enojados, dicen que Uber y demás plataformas son ilegales, pero bien que pagan un IVA del 8% y un Impuesto Sobre la Renta (ISR) de entre el 3% y el 9%, y los socios-conductores circulan sin prestaciones sociales.

Pero los taxistas no quieren actualizarse, a pesar de que el gobierno de la capital impulsó un registro digital y una aplicación de teléfono para que quien los aborde sepa quién es el conductor, tal como las plataformas de las que tanto se quejan.

El problema es que, entre julio y septiembre pasados, de 140 mil taxis que circulan por la Ciudad de México solo 51 mil 862 —menos del 30%— están inscritos en el primer padrón. ¿Así cómo?

Y eso que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador propuso subsidios de hasta 100 mil pesos para los conductores con coches de una antigüedad mayor a 10 años que quieran cambiarlo por un eléctrico.

En fin, el problema no son los taxis nada más, sino también la movilidad y la nula reacción de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y colaboré en marcomares.com.mx (Fortuna y Poder). También soy co-fundador de ContraRéplica Diario y fundé Cuestione con otros colegas.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top