Revista Digital

marcelo ebrard

Apuntes de un Centinela: Marcelo Ebrard, ¿canciller o vicepresidente?

in Opinión by

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha posicionado a Marcelo Ebrard como figura de vicepresidente de México. El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores controlará totalmente la política migratoria, enmedio de la crisis de inmigrantes que no quiere Donald Trump.

De esta manera la Secretaría de Gobernación se queda con las manos vacías y Ebrard con mayor protagonismo. Desde principios de junio vivimos la amenaza de Trump de imponer aranceles a materias de importación mexicana si no se reducía el flujo de indocumentados al país vecino. Todo esto acompañado de un discreto posicionamiento de López Obrador ante asuntos del exterior, así como sus nulos viajes a cumbres o visitas de Estado.

Marcelo tiene toda la confianza de Andrés Manuel para resolver cosas, de alguna manera es un aprendiz del tabasqueño. Lo sucedió como jefe de Gobierno y si se anima, extenderá su legado como presidente para 2024. Pero regresemos a este año, donde al menos Ebrard dirigirá la Comisión Interseccional de Atención Integral en Materia Migratoria durante todo este sexenio.

El canciller se hará cargo de los programas, política exterior y migratoria, además de coordinar las acciones para tener una relación amistosa con Estados Unidos. Claro, con migrantes de por medio y medidas cercanas a que México sea un “tercer país seguro”, ese concepto que tanto niega el gobierno.

A manera de vicepresidente, Marcelo estará a cargo de las dependencias que tengan que ver con migración, como Gobernación, Seguridad y Hacienda. Mientras que Olga Sánchez Cordero (Segob), Alfonso Durazo (SSyPC) y Arturo Herrera (SHCP) verán de lejos lo que les rebasa como titulares de dichas las dependencias.

La actuación de Ebrard como intermediario entre Trump y López Obrador ha arrojado resultados óptimos, pero no tan gratificantes. De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Financiera estadounidense, las detenciones en la frontera norte de México cayeron 56% entre mayo y agosto de este año.

Ebrard ya se reunió con el vicepresidente Mike Pence para seguir las negociaciones de política migratoria con una propuesta nada descabellada: eliminar el tráfico ilegal de armas, idea que obviamente le conviene a Estados Unidos, pues tiene estadísticas escalofriantes sobre tiroteos en plazas, supermercados y escuelas, por ejemplo.

En fin, el canciller mexicano figura más como el segundo personaje de confianza del gobierno de Andrés Manuel, con negociaciones interesantes que están influenciadas por la campaña de reelección de Donald Trump.

Lo malo: de este lado el flujo migratorio se duplicó el año pasado, con cerca de 800 mil arrestos. Aun así, Trump lleva la de ganar al imponer medidas como obligar a los migrantes que piden asilo en Estados Unidos a ser enviados inmediatamente de vuelta a México y esperar para saber en qué termina el proceso. Eso, aunque no lo diga la SRE, es ser “tercer país seguro”. ¿Podrá Marcelo Ebrard hacer algo al respecto?

 

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y colaboré en marcomares.com.mx (Fortuna y Poder). También soy co-fundador de ContraRéplica Diario y fundé Cuestione con otros colegas.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top