Revista Digital

protesta

Música de protesta: El Twist de París

in Cultura/Opinión by

La policía (militar, naval, gendarmerías, escuadrones, investigación, servicios secretos, blabla), según la definición que me sale de la experiencia, son aquellos ciudadanos que, con el objetivo de hallar una mejor oportunidad en la vida, deciden defender los intereses políticos y económicos de una nación a cambio de su propia libertad física, ética, moral o de pensamiento.

Alguien que decide entregarle su vida a la patria desde los servicios de seguridad no es entrenado para prevenir el crimen y el desorden, es entrenado para olvidar toda clase de principios, para pisotear los derechos de las clases medias-bajas, pero dar su vida por el 1% que mueve al planeta tierra desde sus oficinas.

¿Cuándo fue la última vez que la policía no intervino una manifestación de alumnos con exigencias de movilidad al alcance del bolsillo, en contra de las cuotas en la educación gratuita o hastiados de la violencia, el narcomenudeo y el abuso/acoso sexual en las instalaciones?

Ni en plena contingencia covid-19 se puede estar en paz, en diferentes partes del territorio Azteca ya se detuvo con lujo de violencia a la raza y hay videos al respecto. Guillermo del Toro lo dejó en evidencia con el poderoso Twitter.

Puedes leer: Day Alaniz, música ilustrada

 

“No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito…No se considerará ilegal, y no podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta por algún acto o una autoridad”, indica el artículo nueve constitucional, ¿qué es la constitución en este país si no un pedazo de papel lleno de garabatos de nula importancia?

Ya lo dijeron los argentinos de Flema: “Lo que rescato después de tanto sufrir, es que sólo una cosa no voy a elegir: nunca seré policía, de provincia ni de capital”.

También lo repitieron hasta en cansancio los californianos del N.W.A: “Fuck the police comin’ straight from the underground, a young nigga got it bad ‘cause I’m brown and not the other color, so police think they have the authority to kill a minority”.

Sin olvidarnos de los españolísimos Eskorbuto: “Mucha policía, poca diversión, ¡un error, un error! Mucha policía, poca diversión, ¡Represión, represión! ¿Quién tiene el dinero? ¿Quién tiene el poder? ¿Quién tiene el futuro? ¿Quién lleva la ley?”.

¿Me entienden? Es un mal generalizado. El mundo lleva muchísimas décadas en lucha contra la autoridad y la batalla no parece tener final, pues la historia nos ha enseñado que los titiriteros tras los escudos, las macanas y los chalecos antibalas no están interesados más que en protegerse a sí mismos.

También lee: Revolver: álbum cúspide de The Beatles

 

En México lo cantaron gente como Three Souls In My Mind, Panteón Rococó, Tijuana No, Tex Tex, Sur 16, La Tremenda Korte, Belafonte Sensacional, Molotov, Acidez, etcétera, etcétera, etcétera.

Sin embargo, destaca en los últimos años -donde la música de protesta está muerta por los deseos comerciales de los nuevos músicos por encima de la simple satisfacción artística- el tema “Twist de París” de la banda skata Los Victorios incluida en su segundo álbum titulado “2” (2014). El responsable tras la rolita es Héctor Carrillo, voz de Los Victorios y Chino y su gala, ex integrante también de Salón Victoria y Stelarísimos Jochimines.

Curiosamente se trata de un disco que salió al mercado unos meses después de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, a manos de nada más y nada menos que la policía municipal de Iguala y Cocula, en Guerrero.

“Mucho cuidado si ves un cerdito armado

pues te pega en Berlín

o te pega en Medellín

en montreal, en el sur del África

si te pegan en Chicago

o te pegan en Santiago

o en México y los de ONU aunque sean fanáticos de Bono”

Un tema que pudo cantarse hace 50, hace 30, hace 10 o hace cinco años y el significado sería el mismo. Abusos de autoridad por doquier, violaciones a los derechos humanos, encierros políticos, frentes de guerra contra la ciudadanía. La porquería es igual de Berlín a Chicago, del continente africano a México y de regreso.

Puedes leer: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band: el álbum que lo cambió todo

 

Fue Sir Robert Peel en 1829 quien creó el concepto de la policía moderna a través de el cuerpo metropolitano londinense. Es también el escritor de un decálogo ético para la policía que reza, entre otras cosas, que “la efectividad de la policía no se mide en la cantidad de arrestos sino en la disminución del crimen” o “La misión principal del policía es prevenir el crimen y el desorden”.

Bueno, pues muy bonito el rollo, pero la gente se olvida que desde entonces fue creado también el uso de los gendarmes como agentes de represión contra la sociedad: “la policía hará uso de la fuerza cuando sea absolutamente necesario y cuando la persuasión y la advertencia sean insuficientes”; ¿insuficientes para quién? Lamentable. 

“Nos pegaron en París

y me duele la nariz

No me digas nada mamá

déjame esta noche bailar

y antes de que acabe este twist

yo me voy para París”

Otras rolas a escuchar del autor: Jamón vino y rebelión- Los Victorios / Manifiesto del Pingüino Asesino – Salón Victoria

 

@TavoAzem

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top