Revista Digital

Entre xenófobos y misóginos, el perfil del tirador de masacres en EU

in Investigación by

Supremacistas blancos y los “Incel”, los perpetradores de las peores masacres en Estados Unidos tienen dicho discurso de odio, que no es otra cosa que xenofobia y misoginia

 

Tres tiroteos masivos se perpetraron en menos de 24 horas, entre el sábado y el domingo pasado, en territorio estadounidense, sin embargo, este tipo de escenarios ya son una constante.

Tan sólo en lo que va del año se han registrado 255 tiroteos masivos en Estados Unidos, según el registro de Gun Violence Archive, lo que significa más de un ataque armado por día en promedio.

Los personajes detrás de estos incidentes no son “lobos solitarios” o casos aislados, hay al menos dos perfiles ampliamente vinculados con el odio: la xenofobia y la misoginia.

Estados Unidos: armas, masacres y el terrorismo en casa

Supremacistas blanco

Patrick Crusius, un hombre caucásico de 21 años de edad, disparó con una AK-47 a las personas que se encontraban en el centro comercial «Cielo Vista» en El Paso, Texas.

Más de 40 víctimas, la mitad letales, el resto gravemente heridos, en su mayoría gente de origen hispano, mexicanos incluso.

Sin embargo, antes de que iniciara la matanza, Patrick habría publicado en foros de internet un manifiesto llamado “La verdad incómoda”, donde explica sus motivos.

El documento de 2 mil 300 palabras fue publicado tan solo 20 minutos antes de la primera llamada al 911 que alertaba sobre el tiroteo masivo en el centro comercial texano.   

En él, Patrick habla sobre una “invasión hispana en Texas”, donde los extranjeros buscan apoderarse del lugar de la “gente blanca”.

Incluso, refiere que dicha invasión tiene un plan que consiste en dividir a Estados Unidos en territorios por raza.

Por ello, Crusius –quien vivía a diez horas en automóvil de donde sucedieron los hechos– hace un llamado a “deshacernos” de los hispanos, de “suficientes”, para hacer “nuestra forma de vida más sustentable.

En el manifiesto, Patrick da a entender que está inspirado en Brenton Tarrant, un hombre blanco que asesinó a 50 personas en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, Nueva Zelanda, en un crimen de odio contra la comunidad islámica, quien también difundió su propio manifiesto.

“En general, apoyo al tirador de Christchurch y su manifiesto. Este ataque es una respuesta a la invasión hispana de Texas”, se lee al inicio del documento publicado por Crusius.

También refiere que es seguidor del presidente estadounidense Donald Trump, pero dice que sus ideas antinmigrantes vienen desde antes de su afinidad por el magnate.

«Mis opiniones sobre automatización, inmigración y demás anteceden a Trump y su campaña para presidente”, sentencia el manifiesto.

No solo el manifiesto, del cual aún autoridades estadounidenses investigan si en efecto tiene relación directa con Patrick, también las redes sociales del tirador muestran su pensamiento como supremacistas blanco.

En su cuenta de Twitter, por ejemplo, donde utilizaba el perfil @outsider609 mismo que fue cerrado tras el ataque, Crusius mostraba su apoyo a Trump.

Incluso veía el muro que el magnate propone en la frontera entre México y Estados Unidos como la manera más eficaz de hacer más seguro su país.

El mensaje antinmigrante de Trump desde la Casa Blanca, donde todos los días culpa a los extranjeros de los males norteamericanos, motivaría este comportamiento xenófobo en sus simpatizantes, como sucede en México con Andrés Manuel López Obrador y la prensa.

Desde la llegada de Donald Trump al poder, los crímenes de odio han crecido en Estados Unidos, según datos del propio Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en ingles).

De estos crímenes de odio, tres de cada cinco estuvieron motivados por cuestiones raciales o étnicas, mientras que uno de cada cinco fue por creencias religiosas.

Y, aunque el presidente estadunidense descalificó el atentado de Patrick, la pronta reelección que Trump buscará olvidará dicho rechazó continuando con sus políticas antinmigrantes que lo llevaron a la Casa Blanca.

Por eso, que detrás de los tiroteos constantes en Estados Unidos aparezcan motivaciones xenófobas no debería parecernos una sorpresa.   

Incel: los misóginos que matan por falta de sexo

El 23 de mayo del 2014, en Isla Vista, California en Estados Unidos, cerca del campus de la Universidad de California en Santa Bárbara, Elliot Rodger comenzó una matanza.

Primero asesinó a tres de sus compañeros apuñalándolos en su departamento, dejó el lugar en su auto hacía una casa de hermandad, donde disparó contra cuatro personas, luego arribó a un establecimiento donde acribilló a un estudiante que se encontraba dentro.

Volvió a su carro y comenzó a disparar, así como atropellar a gente en la calle. La policía llegó al lugar y se enfrentó contra Elliot, quien recibió un disparo no letal en la cabeza.

La masacre terminó cuando Rodger se estrelló con un auto estacionado, para luego dispararse en la cabeza, acabando con su vida. El saldo: seis personas muertas y trece heridas.

Tras los hechos, se dio a conocer un video que el propio Elliot Rodger subió a YouTube llamado “Día de la retribución”, el cual anunciaba la masacre que perpetró como “el día que tendré mi venganza contra la humanidad”.

En la grabación explicaba sus motivos: “la soledad, los rechazos y los deseos incumplidos”.

Sin embargo, destaca un particular “motivo”, estaba molesto con “las chicas que nunca se sintieron atraídas hacia mí. Las chicas les dieron sexo y amor a otros hombres, pero nunca a mí”.

“Tengo 22 años y aun soy virgen, nunca he besado a una chica […] las chicas nunca se han sentido atraídas hacia mí, pero las castigaré porque eso es una injusticia, un crimen […] sentiré gran placer en masacrarlos a todos”, refiere el joven en el video.

Además, Elliot Rodger dejó un texto de 107 mil palabras llamado “Mi retorcido mundo”, el cual envió por correo electrónico a sus padres y un terapeuta el día en que llevó a cabo el tiroteo.

CNN tuvo acceso al documento y publicó algunos fragmentos importantes para “entender” la historia de Rodger. En él, Elliot cuenta sobre su vida.

Su padre es un productor de Hollywood y su madre era amiga de personajes como George Lucas y Steven Spielberg, mientras que su madrastra actuó en algunas películas. Sin embargo, él nunca formó parte del mundo del cine.

Las conexiones familiares hicieron que él fuera a los estrenos especiales de películas, como «Los juegos del hambre», para la cual su padre trabajó como director de segunda unidad.

En el texto, Rodger relata que fue «una experiencia extraordinaria […] pero amargada porque no pudo llevar a una chica para que lo acompañara».

Se sentía mal porque todos iban en pareja y él iba solo: “Si tan solo una chica en mi universidad se hubiera sentido atraída hacia mí, gustosamente la hubiera llevado al estreno conmigo”.

También mostraba un odio a los ricos e incluso a su madre. Relata que acudió a un concierto privado de Katy Perry, donde sitió envidia de los chicos ricos del concierto, pues no tenían que preocuparse por nada y culpó a su madre por no casarse con alguien millonario.

«No pude evitar sentir una forma amarga de envidia hacia todos los chicos ricos en el concierto […] Odiaba y envidiaba a todos esos chicos por haber nacido en una familia acaudalada, mientras yo tenía que encontrar una forma de hacer riqueza para mí».

Los estadounidenses, el verdadero peligro de Estados Unidos

Por ello, comenzó que la única salida que tenía era ganar la lotería, por ello gasto cientos de dólares en ello sin lograr ganarla.

El no ganar la lotería lo dirigió a su otra salida: el “día de la retribución”, por ello comenzó a practicar en un tiro de campo, luego compró su primer arma.

«Había investigado un poco sobre pistolas, y decidí adquirir la pistola semiautomática Glock 34, un arma eficiente y muy exacta. Luego de recoger la pistola, la llevé a mi habitación y me invadió una nueva sensación de poder. Ahora estaba armado”

Luego vino la segunda y tercera arma, con ello cargadores y municiones, así como cuchillos y estuches para llevar el equipo.

«El Monstruo de Ecatepec» y la violencia contra la mujer en el Edomex

El odio de Elliot no sólo era contra las mujeres, sino también contra los hombres que tenían más vida sexual que él.

Así, lo que sería una masacre más registrada en territorio estadunidense, era en realidad el detonante de un movimiento misógino, violento, considerado terrorista, llamado Incel.

Incel significa «invountary celibate» (célibe involuntario) que se refiere a un grupo integrado por hombres heterosexuales que culpan a las mujeres por no poder mantener relaciones sexuales.

Creen, además, que el mundo es particularmente injusto contra los hombres heterosexuales poco atractivos.

Apuntes de un Centinela: Estados Unidos, el país del odio

El movimiento comenzó a través de foros de internet como 4chan y Reddit, sin embargo, han sido prohibidos en dichas páginas por generar contenido violento.

Por ejemplo, en Reddit fue cerrado un foro Incel con 40 mil miembros debido a que incumplía las normas relativas al contenido que “animase, glorificase o incitase a la violencia contra individuos y grupos de personas”.

Por ello tienen ya sus propias páginas de internet como Incels.me, Iceldom.com, Incelibate.com, Incel.me, Incels.world, Incels.club, Incels.life, Incels.info, Incels.xyz, etcétera. Obviamente, el foro está prohibido para mujeres.

Como el primero en dar a conocer el movimiento Elliot Rodger es considerado un personaje importante para los Incel.

El recopilado que Rodger dejó es considerado como un manifiesto por los propios Incel. Este movimiento ha sido utilizado para perpetrar otras masacres.

Por ejemplo, el 23 de abril del año pasado, Alek Minassian mató a 10 personas e hirió a otras 15 con una furgoneta blanca en una de las principales calles de Toronto, en Canada.

Minassian fue detenido, el yihadismo como móvil del crimen fue descartado, pues se trataba de un hombre blanco de clase media, de 25 años y sin antecedentes penales, sin interacción con el Estado Islámico.

Sin embargo, Alek dejó un mensaje en su perfil de Facebook que decía: «¡La ‘Rebelión Incel’ ya ha comenzado! ¡Derrocaremos a todos los ‘Chads’ y ‘Stacys’! ¡Saluden todos al supremo caballero Elliot Rodger!».

Rodger era quien utilizaba esos términos. “Stacy” con las mujeres exitosas en el terreno sexual, “Chad” en el caso de los hombre.

En octubre del 2015, Chris Harper-Mercer asesinó a nueve personas y luego se suicidó en el campus del centro de estudios superiores Umpqua, en Roseburg, Oregón, Estados Unidos.

Antes del crimen, Chris habría escrito durante meses en foros Incels quejándose de que no tenía novia, así como amenazas de la matanza.

Por su parte, Nikolas Cruz, a principios de año pasado, asesinó a 17 personas e hirió a 14, cuando perpetró un tiroteo en la escuela secundaria Stoneman Douglas de Florida, también Estados Unidos.

Fue detenido por la policía y actualmente enfrenta un juicio que muy probablemente acabe en la pena de muerte.

Solitario, violento y experto en armas, como lo definieron quienes lo conocían, publicó un comentario YouTube que decía: “Elliot Rodger no será olvidado”.

El 18 de mayo del año pasado, Dimitrios Pagourtzis asesinó a diez personas en la Santa Fe High School, en Texas, Estados Unidos. Fue detenido por la policía.

En sus redes sociales compartía imágenes de armas y vestimenta militar, así como una playera que decía “nacido para matar” que vistió, junto con una gabardina y unas botas militares, para perpetrar la masacre.

Dimitrios, además, publicó en Tumblr una imagen de Nikolas Cruz con la frase: «Cuando una perra murmura algo bajo la respiración, después que la discusión termina».

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top