Apuntes de un Centinela: El camino a Parque Lira

27 marzo, 2017

No faltará mucho para que se destape el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, como presidenciable y competir con, quizás, Margarita Zavala, Andrés Manuel López Obrador y… el candidato del PRD, que sorprendería no con Miguel Ángel Mancera, sino el secretario de Salud del Gobierno de la Ciudad de México, Armando Ahued.

Tantas visitas a escuelas, presunción del modelo educativo tan nuevo, compañías fuertes como Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México; Alfredo del Mazo, candidato a dirigir dicha entidad y demás personalidades del partido tricolor lo ubican sí o sí como el personaje popular digno de la contienda del próximo año.

Tiene ventaja sobre Margarita Zavala, quien podría ser la candidata de Acción Nacional a menos que sorprendan con el multifacético Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla. Esta decisión dependerá demasiado de las elecciones del Estado de México este año, ya que con Josefina Vázquez Mota pretenden empoderar a la mujer desde su trinchera. Pero las aguas no están tan calmadas para el PAN.

López Obrador es el eterno candidato que solo le ha ganado a la vida, va por la tercera derrota o por el sueño anhelado. Sin embargo, tras los doce años en que el PAN no hizo mucho y el fracaso democrático del regreso del viejo PRI, no es tan descabellada la idea de por fin darle la oportunidad a sus propuestas. Es un arma de dos filos: O comete decisiones como Donald Trump, presidente de Estados Unidos, o es el equilibrio en la balanza para una sana relación con aquel país.

Armando Ahued se desempeña como titular de la Secretaría de Salud de la capital y, aunque discreto, podría ser la sorpresa del PRD… si sigue vivo el partido. El tiempo mueve las horas para que los candidatos se destapen solitos con miras a Los Pinos.

¿Juegos sucios en el Edomex? 

El próximo 3 de abril inician las campañas rumbo a los comicios del Estado de México el 4 de junio y Josefina Vázquez Mota cada vez observa más lejano el triunfo en la entidad. Soñará con ser la gobernadora como le sucedió con la presidencia en 2012. Encuestas de salida la posicionan en tercer lugar, muy por debajo de Alfredo del Mazo, candidato del PRI, y Delfina Gómez, de Morena.

Aunado a esto, la candidata de Acción Nacional está metida en el embrollo de lavado de dinero porque a sus familiares les hicieron llegar hace cuatro años 17 millones de pesos por parte de empresas ya denunciadas en Hacienda por el trasiego de más de 400 millones de pesos de presunto origen ilegal. Su padre y seis hermanos están involucrados.

Y si todavía le agregamos el presunto desvío de mil millones de pesos a la fundación Juntos Podemos, que dirige la panista, Vázquez Mota debería resignarse a dejar la contienda si los resultados la dejan mal parada, situación que parece muy cercana.

Para la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, tanto Smart Bussines Consulting Sima como Bolshoye, empresas involucradas en el escándalo, son sociedades mercantiles aparentemente legales que encubren, como una pantalla, actividades ilegales y que existen sólo en papel.

La candidata argumenta que es una guerra sucia y asegura que quien adjudica estos cargos “tiene miedo, ya que saben (los oponentes) ganaran la elección”, pero las encuestas recientes quizá no mientan.

Comments

comments

ANTERIOR

Karriem Riggins, justo en la intersección del jazz y el hip hop

Siguiente

Daisy conoce a Freud: Nick y el Psicoanálisis

ÚLTIMA ENTRADA

Judith

Judith y sus niñas

Judith Cruz Fierro nació el 26 de enero de 1977 en Santo Tomás de los Plátanos, Estado de México, como la tercera
chio

Justicia para Chío

Hace algunos días, por medio de mis redes sociales, estuvieron contactándome amigas de Chío, para compartir un texto sobre su feminicidio. Como
frojiMXTop

Don't Miss