Revista Digital

Víctor Jara

Música De Protesta: Puerto Montt y Víctor Jara

in Cultura/Opinión by

Han sido semanas movidas en Twitter, la red social que ardió contra un disque comunicador, comediante o defensor de la libertad de expresión que más bien es un exingeniero, racista, clasista, xenófobo y bully que no llegó por mera coincidencia a ocupar un puesto entre los llamados “influencers” o nuevos “líderes de opinión”.

Resulta que HBO le quitó su programa en la televisión de paga al que solamente tiene acceso el 49% de la población mexicana, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales (ENCCA) 2018 realizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

¿Las razones? La empresa no fue del todo clara, simplemente escribieron en un comunicado que se suspendía “por las recientes alegaciones con respecto a comentarios hechos por Chumel Torres”, pero ¿están en desacuerdo, en contra, lo desaprueban o fue una mera complacencia?

Desde entonces, una serie de ilustres personajes de la vida pública en México, sobre todo allegados o vividores de los medios de comunicación, se sumaron a los reclamos y etiquetaron la circunstancia de una violación a la libertad de expresión. Pero ya lo decía Chumel, ni siquiera nos la merecemos (Ja).

Chumel Torres

Corría el año de 1969 cuando la policía armada chilena llegó a las afueras de la ciudad de Puerto Montt, por órdenes del ministro del Interior, Edmundo Pérez Zucovick, para prender fuego al campamento y disparar contra familias campesinas en protesta con exigencias de mejoras a la vida rural. Ocho fueron asesinados.

Lee además: Música de protesta: El Narcocorrido

 

Victor Jara tomó por asalto el escenario durante una protesta multitudinaria en la capital de Chile para cantar el tema “Preguntas por Puerto Montt” y exigir justicia a cada uno de los campesinos asesinados por las fuerzas del orden.

Muy bien, voy a preguntar por ti, por ti, por aquel

Por ti que quedaste solo y el que murió sin saber.

Murió sin saber por qué le acribillaban el pecho,

Luchando por el derecho de un suelo para vivir…

El tema lo puso en la mira del gobierno local, ingresandolo en las listas negras y posicionándolo directamente como uno de los grandes opositores, situación que empeoró cuando brindó su apoyo al socialista Salvador Allende.

Víctor Jara

Cuatro años después, en septiembre de 1973, Víctor Jara partió con rumbo a la Universidad Técnica del Estado para cumplir con su chamba, mientras las tropas de Augusto Pinochet irrumpían en el Palacio de la Moneda sólo para encontrarse con los sesos del presidente Allende en la pared.

Víctor Jara fue identificado por las tropas golpistas, arrestado y llevado en calidad de preso político a las instalaciones del Estadio Nacional donde fue torturado, golpeado, humillado e incluso pasado por varios simulacros de ejecución hasta que murió a consecuencia de los golpes. Luego fue rafagueado y abandonado en el Cementerio Metropolitano.

Puedes leer: Música de protesta: Esta es la que mueve a México (Me Muelen a Palos)

 

Pese a todo, murió protestando, pues en plena tortura se las arregló para dar un último grito revolucionario: escribió un poema que se corrió de preso en preso hasta quedar libre junto al alma del cantante.

Jara fue vocero de los que históricamente permanecieron callados bajo el yugo de las amenazas, de la muerte, de la xenofobia, el rencor, el racismo, el clasismo, Jara murió por ellos, con ellos.

Y yo sigo sin saber por qué coartamos la libertad de expresión al impedir que un pueblo con años de lucha y resistencia sobre sus hombros siga siendo humillado en televisión.

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top