Revista Digital

Florencia Serranía y su negocio “por debajo de las vías”

in Opinión by

El 2020 fue el año récord en adjudicaciones directas por parte del gobierno federal. Ese año, el porcentaje de contratos entregados mediante adjudicación directa llegó a 80.3 por ciento.

A menos que la memoria falle, ninguna otra administración federal dio 189 mil 488 millones de pesos sin licitar. Si bien es cierto que por el Covid19 pudieron subir las ausencias de licitación, sólo aumentó 27 por ciento la adjudicación directa por la pandemia.

Pero ese 2020 récord tiene un nombre: Florencia Serranía, hoy afortunadamente ex directora del Metro, quien tuvo en su administración cuatro de cada cinco contratos bajo adjudicación directa. La Plataforma Nacional de Transparencia detalla que entre 2019 y marzo de este año, el Metro dio 394 contratos, de los cuales 312 fueron bajo dicho mecanismo, es decir, 79 por ciento.

Esos 312 contratos significan un monto de cuatro mil 390 millones de pesos, es decir, 95 por ciento del total. Uno de los ganones fue Industrias Michelin S.A. de C.V. con un monto de 596 millones de pesos, incluyendo 16 mil 705 ruedas portadoras y mil 170 guía. 

Pero en la infraestructura… nada. Razón por la que cayó el tramo elevado en la Línea 12 el pasado 3 de mayo. Serranía nunca atinó a decir nada, ni siquiera desde el incendio en la estación de Buen Tono en enero de este año o el choque de trenes en la estación Tacubaya en marzo del año pasado.

A Florencia le importaba más el negocio que servir al Metro como directora “fantasma”. Adjudicaba contratos a sus amigos, le importaba hacerse rica, contrario al principio anti-aspiracionista del presidente López Obrador, o ¿cómo puede explicar el mantenimiento de su casa de 31 millones de pesos en Coyoacán? Claro, la compró antes de asumir su cargo, pero suponemos que no le falta mantenimiento a su propiedad.

Si le rascamos bien, Serranía tiene tantos conflictos de interés como con la ley ahora que tengan que esclarecer, esperando el peritaje, las causas del accidente de la Línea 12. A treinta y tantos días nadie olvida la muerte de 26 personas, y por más que distraigan la atención con su despido del Metro, Florencia debe sacar todas las cuentas, hasta las que están “por debajo de las vías”.

Tres años de pésimas experiencias en el transporte subterráneo, algo que no había pasado en 50 años de funcionamiento (salvo el trenazo en Viaducto/1975). Y al final quienes lo padecen, son los usuarios, porque ni crean que Serranía se traslada en Metro a su destino. 

Piénsenlo así, el día que los gobernantes vivan bajo las condiciones que viven sus gobernados, sabrán por dónde se deben atender las demandas ciudadanas.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top