Revista Digital

López Obrador

El enésimo informe de López Obrador

in Opinión by

Este jueves Andrés Manuel López Obrador hará un “corte de caja” de lo que lleva avanzada la Cuarta Transformación en el país, con la novedad es que habrá invitados especiales, algunas que otras cuentas y el clásico “yo tengo otros datos”.

Claro que debe haber información, no solo el letargo de cada informe, esta vez en memoria de su triunfo en 2018. Hasta Mario Delgado le hará celebración en el evento ‘3 Años de Victorias del Pueblo’, en el Auditorio Nacional.

Debe explicar qué pasa con el desabasto de medicamentos para niños con cáncer, personas con diabetes y otras enfermedades que nada más están esperando. Incluso esperaríamos que anuncie que le pide su renuncia a Hugo López-Gatell como subsecretario de Salud, que más que por su pésimo manejo de la pandemia, es por la ocurrencia de decir que las demandas de los infantes que no tienen tratamiento del cáncer es un asunto “casi golpista”.

Hugo, para un golpe de Estado se necesitan las Fuerzas Armadas, y por cierto, así como vamos, la militarización del país también debe ser explicada. Son suficientes elementos castrenses los que ocupa la Guardia Nacional, prometida hace dos años como de carácter civil, aunque en las últimas semanas evidenciaron la imposibilidad de que el mando que las guíe sea una persona como usted o como yo.

López-Gatell: los claroscuros del hombre que le arrebató el micrófono a AMLO

Hay tanto que debe contar López Obrador, como por qué no recibió a Silvano Aureoles y dejarlo plantado afuera de Palacio Nacional. “Hay que cuidar la investidura presidencial”, dijo para evitar que el gobernador de Michoacán le diera datos que presuntamente indican la intervención del narcotráfico en la pasada elección en el estado.

Ojalá esa “investidura presidencial” se hubiera respetado cuando saludó a la mamá de Joaquín “El Chapo” Guzmán, o para dar atención precisamente a los familiares de niños con cáncer. Insisto, hay que ponerse de acuerdo. 

Regresando al asunto de Silvano abandonado en un banquito afuera de Palacio, López Obrador desde adentro decía que no lo iba a recibir porque no le corresponde atender asuntos electorales. Pero eso sí, estuvo metido en todo el proceso electoral bajo el pretexto de “defender la democracia”.

Claro sostuvo que “es un asunto que tiene que ver con las elecciones y para eso está el INE y el Tribunal Electoral, y si se trata de una acusación, sobre un ilícito, pues hay que acudir a la fiscalía”. 

De Mexico is the shit al INE: el costo del uniforme de los capacitadores electorales

Y vamos de nuevo, ahora con el ejemplo de la absurda consulta popular para enjuiciar a expresidentes. Bajo la misma premisa que le refirió a Aureoles: Si tiene pruebas, que vaya a presentar una denuncia a las autoridades correspondientes, que no deje en manos del pueblo algo que bien puede hacer él.

Pero una vez más, a lavarse las manos para que al final diga “es la voluntad del pueblo”, y él solo avala lo que sabemos va a pasar. Y así nos podemos ir tres años atrás revisando, recordando tanto, como el presidente lo hará en su discurso. Más de lo mismo.

¿Ustedes en verdad esperan alguna novedad? Ni ahora, ni en tres años. Así avanza el caracol de la Cuarta Transformación.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top