Revista Digital

votos

Un voto de confianza

in Opinión by

Acabaron las elecciones del 6 de junio y la resaca electoral ahora es la que nos corresponde soportar, y aunque muchos podrían pensar que duraría esta semana, para otros puede ser de un sexenio.

El objetivo principal era quitarle los escaños posibles a Morena en la Cámara de Diputados. Que acumule 17 estados gobernados, más de la mitad del país, estaba presupuestado y debe ser un tema para planear rumbo a 2024, no tanto ahora.

En cambio, un movimiento quirúrgico en la cámara puede quitarle el poder que empezó a acumular el presidente López Obrador. Por cuestiones de reformas constitucionales y otras ocurrencias. En defensa de la 4T, el líder del partido guinda, Mario Delgado, dijo que “no le preocupa la mayoría calificada porque ya hicimos la mayoría de las reformas constitucionales”. Apresuraron el camino porque vieron venir esta elección.

Sin embargo, que haya ganado PRI-PAN-PRD en alianza o en pareja, no significa que se les haya devuelto un voto de confianza a estos partidos. Sucedió, más bien, como cuando en el 2000 los mexicanos querían sacar de la presidencia al tricolor. A pesar de que ese sector formó parte de la coalición en estos comicios.

Podemos decir que el PRI, al final, no triunfó, y si lo hizo, fue a causa de Acción Nacional. El PAN ganó porque “más sabe el diablo por viejo, que por diablo”, y quienes ya vivieron un gobierno azul, tal vez pensaron que fue buena idea retomar ese camino. Por ejemplo, el corredor azul del Estado de México y la mitad de la capital pintada de panismo. Pero Morena no ha sido “el villano” de la CDMX, puesto que la agenda blanquiazul es contraria a lo que se ha logrado.

Hasta ahora, la izquierda había empujado a la ciudad a mejores escenarios para el desarrollo social, como la legalización de la mariguana o la no penalización por el aborto, porque si Acción Nacional estuviera en el poder, ni pensar en eso, por ejemplo.

Y aunque Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, mencionó que se perdió por una “campaña de desprestigio”, sí debe haber un análisis de porqué le costó la mitad de la capital. Que no quieran ver las consecuencias de la tragedia de la Línea 12 y el poco avance social en el oriente de la ciudad, es otra cosa. Irónicamente, allá la mayoría de la gente le refrendó su apoyo a Morena.

Se veía en redes que el partido del presidente ganó la mitad de votos que en 2018, lo que calificaron como un fracaso, como un arrepentimiento. El fondo no es así, sino que a tres años de gobierno, la alternancia también puede ser bienvenida

Entre PAN, PRI y el PRD acumularon 18 millones 858 mil 814 votos, según el PREP, con 99.55 por ciento de actas capturadas, mientras Morena tuvo 16 millones 136 mil 841 votos. Si el grupo del sol azteca no hubiera dejado a los guindas, le habría aportado un millón 746 mil 907 sufragios, para un total de 17 millones 883 mil 748 votos. La diferencia es casi nada, porque se dividieron, como se ha visto, el gobierno total.

Un reconocimiento de valentía merece Movimiento Ciudadano, pues con el 3.9 por ciento de los sufragios, se queda con su registro como partido. Es quizás la tercera fuerza después de los dos conglomerados ya mencionados, a la espera de ver cómo se arman, cada uno, hacia 2024.

Suponiendo sin conceder… tal vez el PRI mire con buenos ojos aliarse a la Cuarta Transformación para volver al protagonismo del poder, algo que no sería una alta traición, pues en la democracia todos tienen derecho a ganar.

La agenda a futuro es para pensar en la revocación de mandato en marzo y la elección de seis gobernadores en junio de 2022. Ahí veremos cómo batallan las fuerzas políticas.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top